Informe 66: Búsqueda de cupos escolares: el drama de las familias colombianas (Nov. 2022)

La educación es un derecho universal y, tal y como lo dispone la Ley 115 de 1994, el Estado, la sociedad y las familias tienen la obligación de garantizar su goce efectivo, de velar y promover su acceso, y de asegurar su prestación y continuidad durante el calendario escolar. En Colombia coexisten el sistema privado de colegios y el oficial. Mientras el privado responde a las fuerzas de oferta y demanda de cupos escolares, el oficial es regulado y está en la obligación de garantizar 7 millones de cupos. Una de las bases fundamentales para cumplir con todas las disposiciones de Ley corresponde al Proceso de gestión de cobertura educativa con el cual se garantizan las actividades técnicas y administrativas requeridas para hacer eficiente, eficaz y efectivo el acceso y la permanencia de los estudiantes en el sistema educativo oficial. El Proceso está en manos de cada Entidad Territorial Certificada (ETC), pero igualmente intervienen los rectores o directivos de los establecimientos educativos, el personal encargado de reportar la información sobre matrícula, y los padres de familia o acudientes de los estudiantes. Con el fin de entender qué debe hacer un padre de familia o acudiente para buscar cupos escolares para sus hijos, y de algún modo intentar “ponerse en sus zapatos”, se llevó a cabo un ejercicio de levantamiento de datos que consistió en replicar un proceso de búsqueda online… Vale la pena aclarar que este análisis deja por fuera la realidad de muchas familias dado que no todos los hogares de Colombia cuentan con acceso a internet en su hogar (DANE, 2021) (Abadía et al., 2020).

FCEA - Dirección: Cra. 7 #40b – 36, Edificio Jorge Hoyos, piso 8 |  (571) 320 8320 Ext: 5470
Contacto |  lee@javeriana.edu.co |  Siguenos en:   

© Todos los derechos reservados por LEE - Laboratorio de Economía de la Educación - Pontificia Universidad Javeriana
Sujeta a inspección y vigilancia por parte del Ministerio de Educación Nacional (artículo 39 del decreto 1295 de 2010)